5 sept. 2014

DIY - Como hacer un monedero de tela con boquilla metálica


¡Buenos días!

Ya hemos superado la primera semana de septiembre, así que el resto ya está chupado ¿verdad? Hay que ser siempre positivos jeje. Bueno, por si este fin de semana no tenéis muchos planes y queréis estrenar un nuevo monedero completamente a vuestro gusto, seguid leyendo esta entrada por que este es el tutorial DIY que estabais esperando ;).


¿Es bonito verdad? Pues dedicándole media tarde a la costura puedes acabar teniendo entre tus manos un monedero como este.

Además, son muy fáciles y una vez que hayas hecho el primero ¡no podrás parar de coserlos! Y si combinas diferentes telas, boquillas y formas podrás conseguir un sinfín de monederos diferentes, que son ideales para regalar.

Vamos con la lista de los materiales que necesitaremos:

  • Tela para el exterior de 15x15 cm. aprox.
  • Tela para el interior de 15x15 cm. aprox.
  • Guata fina o entretela de 15x15 cm. aprox.
  • Una boquilla de metal con agujeros para coser
  • Tijeras, hilo y aguja o máquina de coser
  • Hilo de bordar a juego con las telas
  • Papel y lápiz para la plantilla
  • Cintas, botones, etc. para decorar (opcional)
  • Pegamento textil (opcional)

¿Nos ponemos manos a la obra? Vamos a comenzar dibujando nuestro patrón.

Coloca la boquilla sobre el papel y dibuja el contorno exterior e interior, marcando el final de la boquilla. Dibuja el resto del monedero, según la forma que quieras darle a la bolsa. Por último, añade 1 cm. alrededor de todo el patrón para las costuras y recórtalo.


Tal y como se ve en la foto anterior, coloca las dos piezas de la misma tela encarando la parte del derecho o exterior, de manera que solo veas el revés de la tela. Coloca el patrón encima y fíjalo con la ayuda de unas agujas, así no la liaremos con las tijeras ;).

Recorta siguiendo el borde del patrón y marca con la ayuda de un lápiz o tiza para tela los extremos de la boquilla para que luego sepamos donde comienza a abertura de la boquilla. Haz lo mismo con la tela que irá en el interior y la guata. Al acabar de recortar todas las piezas, deberías tener algo así:


Unos apuntes: la guata fina o entretela es opcional, pero con ella consigues que el monedero tenga más consistencia. Si las telas están muy arrugadas o con bastantes marcas, te recomiendo que las planches un poco antes de coserlas. ¡Ah! Y hemos cambiado las telas y la forma del monedero para seguir el tutorial mejor, que las primeras fotos no salieron bien jeje, pero siempre son los mismos pasos ;).

Ahora vamos a coser las piezas. Coloca de nuevo las dos piezas de la tela exterior juntas, con la cara del derecho hacia adentro, y sobre cada una de estas piezas la guata (como si fuera un sandwich jaja). Cose todo el contorno inferior a 1 cm. aproximadamente en forma de U hasta la marca de la boquilla que hicimos antes, dejando abierta la parte superior.

Con la tela interior haremos lo mismo, pero dejando un espacio sin coser en el centro, para poder darle la vuelta más tarde.


Una vez tengas las dos partes cosidas, recorta un poco los bordes si ves que sobra mucha tela.

Mete directamente la tela exterior dentro de la interior haciendo coincidir los bordes y las costuras laterales. Para que no se muevan las telas, puedes sujetarlas con unas agujas. Cose la parte superior hasta las marcas de la boquilla, uniendo así las dos piezas.


Dale la vuelta a la tela por el trocito que dejamos sin coser en la base de la tela interior.


Una vez que le hayas dado la vuelta, tendrás que tener una bolsita parecida a esta:


¡Venga, que ya queda poquito! Saca la tela interior para coser la abertura que quedamos para darle la vuelta. Lo puedes coser con la máquina de coser directamente como hicimos nosotras con un punto sencillo o utilizando el punto escondido, zig-zag o el que más os guste..


Vuelve a meter la tela interior hacia adentro y vamos a colocar la boquilla. La nuestra es una boquilla con agujeros de costura, así que tenemos que encajar la tela y luego coserla por la parte exterior.

Aunque nosotras a veces somos un poco brutas y usamos lo primero que tenemos a mano como unas tijeras con punta, no os lo recomendamos ya que es bastante fácil romper con ellas la tela mientras empujas. Es mejor que uséis unas tijeras con punta roma, unos palillos que no estén afilados o cualquier otro utensilio que os ayude a meter la tela dentro de la boquilla.


Comenzáis por un lado, colocando bien la tela para que las costuras queden centradas con el final de la boquilla y luego coséis la tela a la boquilla con dos hebras del hilos de bordar, así quedará más fuerte. Opcionalmente, puedes poner unas gotitas de pegamento con mucho cuidado de no manchar la tela en la parte interior cuando estés colocando la tela.


Una vez que hayas cosido un lado, repite los mismos pasos con el otro lado y ya tendrás listo tu monedero.


Lo puedes dejar tal cual o adornar con cintas, botones o cualquier cosa que se te ocurra. En nuestro caso hemos añadido una cinta en zig zag con pegamento textil en el interior para tapar las puntadas interiores de la boquilla.


Esperamos que os haya gustado nuestro tutorial y ver pronto vuestra creaciones :).

¡Pasad un feliz fin de semana!

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=ValupiBrochesYComplementos

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho el tutorial y como ha quedado el monedero. Tengo todo lo que hace falta para hacerlo, pero no se sí me atreveré. Gracias por el tutorial.

    ResponderEliminar
  2. Que artista! yo no sería capaz de hacer eso, soy un pato para esas cosas, un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...