20 mar. 2015

DIY - Casita alfiletero de tela


¡Buenos días! 

Hoy es un viernes lleno de acontecimientos muy especiales. Despedimos el invierno con un eclipse de sol, que desde España va a ser parcial (aún así, ¡que pasada!), y ya estamos cruzando los dedos para que no haya muchas nubes y podamos notar el cambio de luz... Para luego disfrutar con las espectaculares fotos que se van a publicar por internet :).

Y para rematar el día ¡hoy es el inicio de la primavera y el día mundial de la felicidad! Así que nosotras hemos querido celebrarlo trayéndoos un tutorial muy sencillo para que podáis hacer un acerico o alfiletero en forma de casita, a la que le hemos dado unos colores muy primaverales.


¿A que es una monada? Pues no se tarda nada y es tan pequeño y sencillo que hasta se puede coser a mano sin problemas. Además, si sois como nosotras y guardáis cualquier retal de tela más grande de 2 cm., no vais ni a tener que pensar en el material que necesitáis porque ¡ya lo tenéis! 

Nos hemos inspirado en una imagen que encontramos en Pinterest. Si queréis ver el tutorial original en inglés y usar una plantilla (nosotras la hemos hecho a mano), lo tenéis aquí

Materiales que vamos a necesitar:
  • Papel y lápiz para la plantilla
  • Retales: según el tamaño y la combinación que queráis hacer necesitaréis más o menos tela.
  • Hilo y agujas
  • Un trocito de cinta
  • Relleno de cojín
  • Plancha (no es obligatorio, pero ayuda)
Nosotras optamos por hacer todas las paredes iguales pero puedes combinar diferentes telas en cada pared, poner más adornos, etc.

Una vez que hayas elegido las telas para cada parte, recorta las piezas que vamos a necesitar: 2 paredes laterales, una pieza con el suelo y las otras 2 paredes juntas (serán 3 piezas si quieres todas las paredes diferentes) y una pieza para el tejado. No te olvides de los adornos que le quieras poner, como una puerta, una ventana y un gatito :). Por el revés puedes marcar los márgenes de costura (1 cm. en nuestro caso) y las dobleces para facilitar el trabajo.


Comenzamos doblando los bordes de nuestra ventana y puerta hacia el revés de la tela y les pasamos la plancha para que se marquen y se aguanten bien. Si no tienes plancha, puedes ayudarte con unos alfileres.

 
Sujetamos la ventana y la puerta en las paredes frontales con la ayuda de un alfiler y comenzamos a coser los bordes.


El resultado será algo como esto:


Colocamos encima las paredes laterales poniendo juntas las caras del derecho de la tela y haciendo coincidir sus bordes con la marca del doblez que marcamos en la base. Sujetamos con un alfiler...


Y cosemos las paredes laterales. Para que sea más fácil el montaje y no haga una forma rara al doblar la tela, cortamos unos triángulos en lo que será la esquina de nuestra casa, sin llegar a la costura.


Juntamos los bordes de las paredes por el revés, los sujetamos con unos alfileres y los vamos cosiendo. Una vez que tengamos la estructura cosida, ponemos la cinta hacia adentro tocando el borde de una de nuestras paredes frontales y la sujetamos con un alfiler.


Continuamos poniendo la pieza del tejado, también con la cara del revés hacia afuera, y la sujetamos con alfileres.


Cosemos tres de los lados y recortamos las esquinas y algún margen de costura que nos haya quedado muy grande.


Damos la vuelta a la tela por el lado que dejamos sin coser y por ese mismo hueco rellenamos la casita con un poco de relleno.


Ya solo nos queda coser el último lateral del tejado...


Y pegar o coser algún detalle de última hora, como el gatito que encontramos en el borde de una de nuestras telas favoritas.


¿Os animáis a coser vuestro propio acerico?

¡Pasad un feliz fin de semana!

Vanessa

Suscríbete a nuestra lista

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...